miércoles, 2 de noviembre de 2011


La moral es un conjunto de reglas mediante las cuales los hombres distinguen lo bueno de lo malo. La disciplina que estudia esas normas es la Ética. Las normas morales varían con las creencias religiosas y con las sociedades donde rigen; a pesar de su diversidad (subjetivismo moral), algunas de ellas se han universalizado (universalismo moral). Por ejemplo, casi todas las sociedades coinciden en condenar el asesinato o el robo, y en exaltar el cumplimiento de los deberes de asistencia familiar. Los individuos aprenden los principios morales en el ámbito de la familia, a través de la religión y también en la escuela. Los conceptos morales se exponen mediante los llamados juicios del valor. Estos juicios aluden al “deber ser” y no al “ser”; por lo tanto, no puede decirse que sean verdaderos o falsos. Por ejemplo, del juicio según el cual “no se debe mentir”, no podemos decir si es o no verdadero. Simplemente, se lo acepta o se lo rechaza.

Muchas veces, los juicios de valor de la moral son la base de normas jurídicas. Pero las segundas se diferencian de las primeras en que van asociadas a una sanción. Es decir, el que comete un delito ( o sea, el que transgrede una norma jurídica) puede ser castigado con, por ejemplo, cárcel o multa. Esta distinción fue introducida por Hans Kelsen en su teoría pura del derecho.



Religiosa
Jurídica
Social
Moral
Promulgada por
Dios
el órgano legislativo
las costumbres o modas sociales
uno mismo
Destinada a
todos los seres humanos
los miembros de una comunidad política
los miembros de una sociedad
cada persona
Se responde ante
Dios
los tribunales
la sociedad
uno mismo
Sanción
conciencia del pecado
la determinada por la ley
rechazo social
remordimiento
Se puede esperar obediencia de
los creyentes
los miembros de la comunidad política
los miembros de esa sociedad
de todos los seres humanos



video


No hay comentarios:

Publicar un comentario